He’s not Jesus, he’s Ben Dahlhaus ¡Sexy hipster man with beard!

ben-dahlhaus-god-jesucristo-topmodel-fashion-sexy-beard-hipster-man-barba-estilo-modelo-moda-blog-modaddiction ben-dahlhaus-god-jesucristo-topmodel-fashion-sexy-beard-hipster-man-barba-estilo-modelo-moda-blog-modaddiction-2 ben-dahlhaus-god-jesucristo-topmodel-fashion-sexy-beard-hipster-man-barba-estilo-modelo-moda-blog-modaddiction-3 ben-dahlhaus-god-jesucristo-topmodel-fashion-sexy-beard-hipster-man-barba-estilo-modelo-moda-blog-modaddiction-4 ben-dahlhaus-god-jesucristo-topmodel-fashion-sexy-beard-hipster-man-barba-estilo-modelo-moda-blog-modaddiction-4b ben-dahlhaus-god-jesucristo-topmodel-fashion-sexy-beard-hipster-man-barba-estilo-modelo-moda-blog-modaddiction-5 ben-dahlhaus-god-jesucristo-topmodel-fashion-sexy-beard-hipster-man-barba-estilo-modelo-moda-blog-modaddiction-6 ben-dahlhaus-god-jesucristo-topmodel-fashion-sexy-beard-hipster-man-barba-estilo-modelo-moda-blog-modaddiction-7

Fan Page: Ben Dahlhaus

Anuncios

One comment

  1. Pseudos y Euros

    Como pavo en-barbados (embarbado)
    opino que los “hipsters” deberían ser exterminados,
    ese movimiento ya murió y vosotros,
    lo habéis desenterrado,
    sodomizado y decorado
    con vuestra basura post-postmodernista
    con ese absurdo concepto del todo vale,
    si sale en la lista.

    Vaciando el movimiento
    de todo nexo artístico y cultural
    como lo fue el de esa época,
    su literatura, su música;
    os habéis quedado con la cáscara,
    con esa máscara de barbas y camisas de cuadros,
    con ese rollo Vans de gente que no patina,
    y andan con pantalones remangados
    para ver quien se los mira.

    No os conozco…o si?
    quizás, siempre fuisteis los mismos
    a la espera de la nueva era,
    de la aprobación social efímera
    de vuestros similares siniestros.

    No os basto con sodomizar
    la cultura hippie cuando visteis
    en la tele el anuncio de “el plus pá el salón”;
    yo…bien os recuerdo,
    vosotros y vuestros disfraces,
    un insulto a toda una cultura outsider,
    que en el Under subyace,
    mainstremizada por vuestra ansia de ser populares,
    os va tan bien el fingir que todo se sabe
    cuando, acaso alguien puede dar lecciones?

    Hippies y hipsters de papel
    que se comen cada anuncio de Apple,
    gente,
    que lee para decir que lee,
    destruyendo el fin de la lectura en sí
    (el cual no seré yo quien diga
    si por no llegar a algo mas
    no seas tu quien lo descubra).

    Solo espero del tiempo y las décadas
    de arrugas os cubran
    y descubráis que vuestra pintada fachada
    no es anti lluvias.

    Todo se degrada,
    vosotros, que habláis de feas o guapas caras,
    sabed que pasareis por el mismo aro en favor de la edad,
    quizás, con el tiempo hasta descubráis que la imagen,
    no lo era todo.

    ¿Saben?, yo compro de segunda mano porque soy honradamente pobre y no me ofende,
    porque no pagaré por una etiqueta con nombre,
    no es porque unos euros me ahorre;
    Que si la chupa de H&M,
    que si las Converse, o las Wayfarer…
    originales, claro.
    Gastaros ese dinero en libros o en droga,
    ahora que es aceptada por todos cual moda,
    cuando hace unos años fumar en el banco era sinónimo de ser un acabado laboral…
    en estos días donde la coca (que es tiza)
    cotiza en las fiestas de hijos e hijas pijas,
    días en los que toda creencia
    se convirtió en insolencia,
    estéticamente idealizada,
    días donde encontrar consciencia
    es labor ardua
    en calles plagadas de dualidad,
    donde la sonrisa de ayer
    será el silencio de mañana,
    donde algo es nada,
    y la nadas,
    de valor cargadas retornan.

    Calles donde El Pobre,
    que duerme en el parque pide para comer,
    y no se le entregan ni las vueltas del restaurante
    Debido a se juzgue su aspecto
    cual social espectro,
    invisible a los de corazón vil,
    se le tilda de desarrapado,
    como símbolo de alguien mal cuidado o de vida abandonada…¿Acáso no se abandona la vida que no se medita,
    perdida en la instantaneidad, en el transito entre cita y cita?
    quizás sea verdad solo exista el presente continuo,
    hipotecando el espíritu
    que por tanto tiempo
    quietud se nutrió
    a veces, me pregunto, ¿de qué a cambio…?

    Máximo Soriano

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s